Básicos para viajar a Japón

Por dónde empezar

New logo Japonismo
Wagasa, los parasoles de papel típicos de Japón

Wagasa: parasoles y paraguas de Japón

Holafly y Japonismo, eSIM con descuento
Visit Nara

Ya puedes viajar a Japón como antes de la pandemia, consulta aquí la documentación y requisitos. Planifica tu viaje con Japonismo y nos ayudas a mantener el proyecto vivo.

Los wagasa (和傘, que significa «paraguas japonés»), son los parasoles y paraguas tradicionales de Japón. Están hechos de bambú, papel y aceite. Y se usan tanto para protegerse de la lluvia y del sol como en ciertos bailes tradicionales, festivales y hasta ceremonias del té o bodas sintoístas.

Existen muchos diseños diferentes de wagasa, por lo que es un artículo de artesanía excepcional que quizás te llame la atención como recuerdo o souvenir durante tu viaje a Japón.

Por ello, a continuación, te contamos más sobre los parasoles wagasa y destacamos especialmente los centros de mayor producción en la actualidad, para que puedas hacerte con un ejemplar.

Wagasa de distintos diseños decorando uno de los muros del castillo de Matsuyama
Wagasa de distintos diseños decorando uno de los muros del castillo de Matsuyama

Historia de los wagasa

Según parece, los parasoles de papel y aceite llegaron a Japón desde China a través de la península coreana entre finales del siglo VI y comienzos del siglo VIII. En esa época eran instrumentos de rituales budistas y, quizás por ello, hay algunos wagasa históricos conservados en el salón de los tesoros Shoso-in del templo Todaiji de Nara.

Si bien en el periodo Heian (784-1185) se mejoraron las técnicas de trabajo del bambú y del papel, fue en el periodo Muromachi (1333-1568) cuando se comenzó a aplicar aceite a la superficie del papel para aumentar su resistencia al agua. Y justo a partir del periodo Azuchi-Momoyama (1568-1600), los wagasa comenzaron a poder cerrarse (antes se mantenían siempre abiertos).

Exposición de wagasa en el parque del castillo de Kochi
Exposición de wagasa en el parque del castillo de Kochi

Durante el periodo Edo (1600-1868) los wagasa fueron un elemento muy popular, como se demuestra en sus múltiples apariciones en las xilografías típicas de la época, los ukiyo-e. Además, durante este periodo los wagasa se comenzaron a usar también en bailes tradicionales, especialmente por parte de las geishas, así como en los teatros, especialmente en el kabuki.

Además, en esa época, muchos samuráis se dedicaron a elaborar wagasa, probablemente ante la falta de trabajo en una época de paz y prosperidad como fue la del shogunato Tokugawa.

No obstante, con la apertura de Japón al exterior en el periodo Meiji (1868-1912), los paraguas de estilo occidental fueron ganando terreno al parasol tradicional. Esto es algo que sigue ocurriendo en la actualidad, y por eso se intenta conservar el parasol japonés como auténtica artesanía de Japón.

Pasillo de wagasa en el parque del castillo de Kochi
Pasillo de wagasa en el parque del castillo de Kochi

Cómo se elabora un parasol wagasa

El proceso de elaboración del parasol tradicional japonés consta de varios pasos. En algunos lugares, se necesitan distintos artesanos para elaborar un paraguas japonés (como en Gifu, por ejemplo), mientras que en otros lugares el proceso puede realizarlo un único artesano (en Kioto, por ejemplo).

A modo general, primero hay que hacer el marco del paraguas. Para ello, se prepara el bambú, remojándolo en agua y dejándolo secar al sol. Y seguidamente, se tiñen las varas de bambú de forma acorde al diseño del paraguas.

Wagasa de Gifu, plegados
Wagasa de Gifu, plegados

A continuación, se colocan las varas de bambú al fuego para enderezarlas e ir dando forma a lo que será el esqueleto del paraguas. De esta forma se crea el llamado rokuro, el núcleo de madera, al que se van conectando las distintas varillas del paraguas.

Las varillas se unen al rokuro una a una con hilo, para ir dando forma al esqueleto. Y una vez creado el marco, éste se cubre cuidadosamente con papel japonés washi, que se aplica con pegamento.

Finalmente se aplica laca a las varillas y aceite de linaza en toda la superficie y se deja secar al sol. El resultado final es un paraguas elegante y delicado con diseños variados y decoraciones diferentes.

Interior de un wagasa de Gifu
Interior de un wagasa de Gifu

Usos de los wagasa

En un día lluvioso de primavera o de otoño, mientras paseas por algún barrio de geishas de Kioto, quizás te encuentres con una maiko o una geisha protegiéndose de la lluvia con un precioso wagasa.

O en un día extremadamente soleado en pleno verano, quizás veas a alguna mujer o algún hombre, vestidos de kimono, protegiéndose del sol con un wagasa. Estos son los bangasa (paraguas) y higasa (parasoles), hechos de bambú y papel aceitado.

Pero aparte del uso cotidiano del wagasa como parasol o paraguas, los wagasa japoneses también se usan en otras muchas ocasiones.

Gran wagasa en la celebración de una boda sintoísta en el santuario Meiji de Tokio
Gran wagasa en la celebración de una boda sintoísta en el santuario Meiji de Tokio

Por ejemplo, si visitas el santuario Meiji un domingo, muy probablemente te cruces con el séquito de una boda tradicional sintoísta. Para la ocasión, verás que se protege a la novia de los malos espíritus con un gran wagasa de color bermellón. El color no es casual, pues el rojo es un color auspicioso que ahuyenta los malos espíritus.

Asimismo, si acudes a alguna ceremonia del té que se realice en exteriores, es tradicional que haya un gran parasol de color rojizo llamado nodatekasa.

Los nodate, de hecho, son las sombrillas tradicionales que se usan en eventos en el exterior. Por ello, los verás en desfiles y procesiones y los encontrarás a veces en el exterior de tiendas y restaurantes tradicionales, en el espacio usado por los clientes para esperar su turno.

Wagasa en la entrada de la oficina de información turística de Yanesen (Tokio)
Wagasa en la entrada de la oficina de información turística de Yanesen (Tokio)

Además, los wagasa también se usan en una gran variedad de bailes tradicionales, muchos de los cuales puedes ver en espectáculos de baile de las geishas de Kioto y Tokio o durante los festivales japoneses.

En este caso, se llaman maigasa (a veces también buyogasa) y suelen ser más ligeros, para poder usarse fácilmente durante los movimientos de danza.

Dónde encontrar estos paraguas en tu viaje a Japón

Los parasoles wagasa son una auténtica maravilla, una artesanía que muchos queremos traernos de vuelta a casa tras nuestro viaje por Japón.

A continuación destacamos los tres mayores centros de producción para que puedas echar un vistazo durante tu viaje si te encaja en la ruta. Y añadimos después algunas tiendas más en otros lugares como Tokio o Kanazawa, para que te sea fácil añadirlos a tu itinerario.

Kyo-wagasa en Kioto

Los paraguas tradicionales de Kioto, llamados Kyo-wagasa, se elaboran a mano y suelen mostrar diseños muy tradicionales. Suelen usar bambú de la región de Kameoka (al oeste de Arashiyama) y papel washi de la prefectura de Gifu. Y además se pintan con aceite de sésamo, que otorga a toda la superficie un brillo espectacular.

Uno de los diseños más populares es el llamado janomegasa («paraguas de ojo de serpiente). Se trata de un paraguas tradicional con círculos concéntricos en el exterior que supuestamente se asemeja al ojo de una serpiente si se ve desde arriba. Pero naturalmente hay muchos diseños disponibles, desde los más tradicionales a los más innovadores.

En Kioto, destacamos varias tiendas:

  • Kasagen (かさ源): La tienda especializada en paraguas y parasoles de estilo tradicional más antigua de Kioto, pues vende parasoles y paraguas de papel aceitado desde 1861. Encima se encuentra en pleno barrio de Gion, ¡una maravilla!
  • Tsujikura (辻倉): Tienda y taller especializado en Kyo-wagasa que lleva haciendo todo tipo de paraguas y parasoles japoneses desde 1690. Tiene una tienda muy céntrica, en la intersección de las avenidas Shijo y Kawaramachi.
  • Hiyoshiya (日吉屋): Taller especializado en Kyo-wagasa desde el periodo Edo. Abrazan la innovación para dar salida a nuevos productos, aunque manteniéndose fieles a las técnicas tradicionales. Tiene dos locales en Kioto: uno al norte del Palacio Imperial y otro en la zona de Nishijin.
Wagasa decorativos en la cuesta Ninenzaka de Higashiyama, Kioto
Wagasa decorativos en la cuesta Ninenzaka de Higashiyama, Kioto

Wagasa en Gifu

La producción de wagasa en Gifu comenzó a mediados del siglo XVIII en el distrito de Kano, en la zona sur de la prefectura. Este distrito se encuentra entre los ríos Kiso, Nagara e Ibi, por lo que la calidad del bambú de la zona es excepcional. Y además, está muy cerca de Mino, una de las capitales del papel japonés washi. Por ello, la calidad de los parasoles de Gifu está más que asegurada.

En el antiguo distrito de Kano, surgido alrededor del castillo del mismo nombre, muchos samuráis se dedicaron a elaborar manualmente wagasa para ganar un dinero extra. Con el tiempo, otros artesanos y hasta granjeros de la zona participaron también en la producción, mejorando notablemente la productividad.

Es por ello que en la actualidad el proceso de elaboración de un paraguas tradicional de Gifu todavía se divide entre varios artesanos. Y se dice que cada wagasa debe pasar por 100 pasos diferentes durante su proceso de creación.

Con el periodo Meiji, la artesanía de wagasa de Gifu se convirtió en una importante industria que tuvo su apogeo durante el periodo Taisho (1912-1926) y comienzos del periodo Showa (1926-1989).

En Gifu, destacamos las siguientes tiendas:

  • Gifu’s Handcraft Artisan House CASA (和傘CASA): Preciosa tienda situada en un edificio tradicional de la calle Kawaramachi del centro de Gifu, fácilmente accesible si visitas la ciudad.
  • Maruto Fujisawa Shoten (マルト藤沢商店): Tienda-taller en el distrito de Kano, al sur de la estación de Gifu, con muchísimos tipos de parasoles y paraguas diferentes.
  • Tsukiyo Kandō Nakamuraya kasa-ten (月夜観堂 中村屋傘店): Otra tienda-taller en la zona de Kano. Tienen un montón de diseños y wagasa disponibles.
Típico wagasa de Gifu
Típico wagasa de Gifu

Yodoe wagasa en Tottori

Otro de los puntos importantes de producción de paraguas tradicionales es Yodoe, en la prefectura de Tottori. La artesanía de wagasa comenzó aquí un poco más tarde, en 1821.

Dado que hay mucho bambú de gran calidad en la zona, la producción de Yodoe wagasa se incrementó especialmente durante las primeras décadas del siglo XX.

En Tottori, te recomendamos las siguientes tiendas y museos:

  • Yodoe Wagasa Denshokan (淀江和傘伝承館): El museo de los paraguas japoneses de Yodoe es el lugar ideal para aprender todos los detalles de esta artesanía local.
  • Aoya Japanese Paper Workshop (あおや和紙工房): Situado entre Yodoe y la ciudad de Tottori, en esta tienda-taller puedes explorar el proceso de fabricación del papel washi que se usa para cubrir los wagasa de Yodoe.
Bailes tradicionales con wagasa de Tottori en el festival Tottori Shan Shan
Bailes tradicionales con wagasa de Tottori en el festival Tottori Shan Shan

Otros lugares de interés

Te dejamos otras tiendas interesantes en otros puntos del país, para que encuentres una sea cuál sea tu itinerario y puedas conseguir estos paraguas tradicionales.

En Tokio y alrededores:

  • Yamamiya Shoten (山宮商店和傘・洋傘専門店): Fundada en 1905, esta tienda situada en el barrio de Asakusa (al oeste del templo Sensoji) es ideal para comprar wagasa en pleno centro de Tokio.
  • Komiya Shoten (小宮商店): Tienda fundada en 1930 y especializada en paraguas japoneses, tanto de estilo tradicional como de estilo más moderno. Se encuentra en pleno barrio de Nihonbashi, al noreste de la estación de Tokio.
  • Hokusai Graphics Wagasa-ya (和傘屋 HOKUSAI GRAPHICS): Maravillosa tienda de wagasa con todo tipo de diseños. Está situada en Shinjuku, aunque también tiene otra en la calle de acceso al santuario Dazaifu, a las afueras de Fukuoka.
  • TheIchi (北斎グラフィック): Tienda situada en los almacenes de ladrillo rojo de Yokohama. Tienen diseños muy modernos, así que si buscas algo diferente, es tu lugar.

En Kanazawa:

Geishas de Hachioji con sus paraguas plegados
Geishas de Hachioji con sus paraguas plegados

¡Disfruta de la artesanía japonesa!

Bibliografía utilizada:

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.