¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Wagyumafia The Cutlet Sandwich
Wagyumafia The Cutlet Sandwich

Wagyumafia y su katsusando de wagyu

Wagyumafia The Cutlet Sandwich es un pequeño local situado en Nakameguro con una propuesta gastronómica muy reducida pero sabrosa. En su interior tiene tan solo una mesa con seis taburetes y un par de mesas exteriores, pero no se necesita más. Y en este ambiente tan reducido y peculiar se esconde uno de los mejores katsusando de todo Japón: el katsusando de wagyu, también llamado wagyu sando.

Uno de los mejores, además, al alcance de cualquiera. Porque hay restaurantes muy reconocidos de carne a la parrilla que hacen también su propio katsusando de wagyu. Pero conseguir una reserva en ellos es difícil. Sin embargo, en este local de Wagyumafia cualquiera pueda entrar y pedir su sándwich. Cualquiera dispuesto a gastarse lo que cuesta el sándwich, todo hay que decirlo.

Para los que no seáis de qué estamos hablando, las imágenes hablan por si solas. El katsusando de Wagyumafia es un sandwich de pan de leche tostado con una gruesa y excelente porción de wagyu empanado que se acompaña de una salsa secreta. Un bocado delicioso y exclusivo hecho con la mejor carne que se puede comer en Japón. Por si tenéis curiosidad, tenemos un artículo muy extenso y detallado hablando sobre wagyu y la carne de Kobe. La salsa, por cierto, así como otras que hay en la mesa para acompañar el sándwich, se pueden comprar.

Katsusando de wagyu de Wagyumafia
Katsusando de wagyu de Wagyumafia

El katsusando es uno de los sandwiches más populares de Japón. En su versión más popular se trata de un pequeño sandwich de pan blanco con carne empanada de tipo tonkatsu (suele ser de cerdo, aunque también puede hacerse con otras carnes). Suele acompañarse de salsa tonkatsu y a menudo también de repollo o mostaza. Es un básico en cualquier tienda abierta 24 horas y muchos japoneses lo comen en el tren o cuando no tienen mucho tiempo para tomar un obento o caja de comida preparada completo.

Sin embargo, para abaratar costes —y el precio final, también— el katsusando se hace a menudo con carne de calidad regular. Y es que se entiende que al empanarse y freírse tampoco hace falta que sea un corte excepcional. Sin embargo, en Wagyumafia decidieron atacar justamente este punto y, a diferencia de los otros katsusando que podemos encontrar por todo el país, aquí se usa carne de wagyu de excelente calidad.

Se desafía de este modo el pensamiento de que la carne de wagyu es demasiado buena para empanarla y servirla en un sándwich. Y se profundiza en el concepto básico de que si usamos ingredientes de altísima calidad, el resultado también lo será, ¡aunque sea un simple sándwich! Y vaya si lo consiguen… Meses después de probar el wagyu sando de Wagyumafia uno puede recordar perfectamente su sabor… ¡de otro mundo!

Exterior de Wagyumafia The Cutlet Shop en Nakameguro
Exterior de Wagyumafia The Cutlet Shop en Nakameguro

El interior del local es muy pequeño, como decíamos. Además, casi la mitad del mismo está dedicada a la cocina, donde el cocinero prepara uno a uno los sandwiches bajo demanda. La otra mitad está ocupada por una mesa con seis taburetes, única zona para comer en el local (junto con las dos pequeñas mesas del exterior).

Así, a pesar de que los precios son bastante altos, no se trata de un local memorable o bonito, pero es que no hace falta. Con lo ricos que están los sándwiches, eso es lo único que importa. Eso sí, hay que tener paciencia porque, aunque el local no esté muy lleno, cocinar la carne al punto exacto, con su empanado además, lleva algo de tiempo.

Wagyu-Mafia-Sando-7

Interior de Wagyumafia The Cutlet Shop en Nakameguro
Interior de Wagyumafia The Cutlet Shop en Nakameguro

En la pared, podemos ver la carta de sandwiches o, mejor dicho, de cortes de carne para nuestro sándwich. El número que aparece al lado es el precio, al que hay que añadirle dos ceros más. Lo bueno es que, aunque todos ellos son muy buenos, existen diferentes cortes de carne para que incluso los que no quieren gastarse demasiado puedan probarlo. Así, de menor a mayor coste, disponemos de las siguientes opciones:

  • Zabuton: Se trata de un corte específico del wagyu, plano y cuadrado, que se extrae de la espaldilla. El sándwich de Zabuton cuesta 5.000 yenes (aproximadamente 41€/$45).
  • Sirloin: Se trata de un corte de lomo de wagyu. Un sándwich de Sirloin cuesta 8.000 yenes (aproximadamente 65€/$73).
  • Tenderloin: Se trata de un corte de solomillo de wagyu. Un sándwich de Tenderloin cuesta 12.000 yenes (aproximadamente 98€/$109).
  • Kobe Sirloin: Se trata de un corte de lomo de carne de Kobe. Un sandwich de Kobe Sirloin cuesta 18.000 yenes (aproximadamente 147€/$164). Aquí ya podemos ver que hemos saltado de wagyu a carne de Kobe. La carne de Kobe, como decimos en el artículo que os hemos enlazado, también es wagyu, pero poder certificar una carne con este sello es más complicado, por lo que la carne aún es más exclusiva y de mayor calidad.
  • Kobe Chateaubriand: Se trata de un corte de solomillo o corte chateaubriand de carne de Kobe. Un sándwich de Kobe Chateaubriand cuesta 23.000 yenes (aproximadamente 188€/$209).
  • Kobe Dry Aged: Se trata de un corte de carne de Kobe madurada. Mediante este proceso la carne adquiere aún un sabor más intenso y se vuelve más tierna. Un sándwich de Kobe Dry Aged cuesta 35.000 yenes (aproximadamente 286€/$318).
  • Kobe Champion: Se trata de carne de Kobe obtenida de las reses que han quedado campeonas en las subastas que se hacen. Un sandwich de Kobe Champion cuesta 50.000 yenes (aproximadamente 409€/$455), una pequeña fortuna. Pero es que estamos comiendo la mejor carne de Kobe posible.
Pieza de chateaubriand, lista para preparar nuestro sandwich
Pieza de chateaubriand, lista para preparar nuestro sandwich con la clásica pose de Wagyumafia

Nosotros decidimos pedir un Kobe Chateaubriand y compartirlo entre los tres y… ¡nos costó! Porque estaba simplemente espectacular y nos supo a poco, claro, pero lo disfrutamos muchísimo los tres. Uno de los mejores bocados que hemos probado.

La carne viene suavemente empanada y perfectamente frita para mantener su interior jugoso pero un exterior crujiente. El pan viene perfectamente tostado con un poco de mantequilla y la cantidad justa de salsa. Y se acompaña de un pepinillo y una cebollita encurtida, para bajar la sensación grasa. No se puede hacer mejor, la verdad.

Wagyu sando de Kobe Chateaubriand de Wagyumafia
Wagyu sando de Kobe Chateaubriand de Wagyumafia

Además de los sándwiches, si queremos ya volvernos locos y terminar de gastarnos todos nuestros ahorros, en la carta hay tres  acompañamientos disponibles: truffle salt fries o patatas fritas con sal de trufa (7.500 yenes), ensalada mixta orgánica (1.000 yenes) y wagyu jerky (1.000 yenes). Nosotros no probamos ninguno, porque nos centramos sólo en el sándwich, la verdad. En cuanto a bebidas, podemos pedir cerveza, champán, vino blanco y tinto, café o té, Coca-Cola o agua.

En la mesa interior hay dos salsas picantes de tabasco. Son especiales de Wagyumafia, de hecho, y se llaman Wagyusco. Las probamos solas y están muy ricas, pero es que el sándwich es tan perfecto tal cual que sinceramente no quisimos añadirle ninguna salsa.

Wagyusco, salsas tobasco de Wagyumafia
Wagyusco, salsas tabasco de Wagyumafia

El problema principal de Wagyumafia The Cutlet Sandwich es que el sándwich está delicioso, sin duda, pero es carísimo y no llena tanto (por ese precio, se entiende). La calidad es increíble, la carne se deshace en la boca y tiene un sabor excepcional, que se acompaña perfectamente con el pan y la salsa secreta. Pero es un bocado caro, muy caro. Un capricho que merece la pena probar, si queremos, pero que no nos saciará. Al contrario, hay que entenderlo como un snack o un tentempié muy exclusivo.

Wagyu-Mafia-Sando-5
Tienda en Wagyumafia The Cutlet Sandwich

El restaurante tiene algunos artículos en venta en una pequeña tienda. Camisetas, gorras y fundas para móviles, básicamente, con el nombre de alguno de los cortes de carne.

Como curiosidad, a los empleados del local les gusta fotografiar a sus clientes para subirlo a su Instagram. Si no queréis simplemente decidles que no y sin problemas. Pero si aceptáis, luego os preguntarán vuestro nombre de usuario en Instagram para añadirlo a la foto en stories y, a veces, hasta en el feed (en sus stories aparecimos nosotros…)

Cómo llegar

Wagyumafia The Cutlet Sandwich se encuentra a un minuto de la estación de Naka-meguro por la que pasa la línea de metro Hibiya y la línea privada de tren Toyoko de la compañía Tokyu (ninguna de las dos incluidas en el JR Pass). Alternativamente, si disponemos de JR Pass y no queremos pagar extra para tomar el metro, podemos ir con la línea Yamanote hasta la estación de Ebisu y desde allí andar hasta Naka-meguro (14 minutos).

Podemos tomar un sándwich antes o después de disfrutar de los cerezos de Nakameguro o venir aquí después de explorar zonas como Daikanyama (7 minutos andando), Ebisu (14 minutos andando) o hasta Shibuya (22 minutos andando).

Wagyumafia The Cutlet Sandwich
Wagyumafia The Cutlet Sandwich

¡Disfrutad de este delicioso sandwich de Wagyumafia!

Creadora y fundadora

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Japonismo Contenidos de Viaje SC.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!