Básicos para viajar a Japón

Por dónde empezar

New logo Japonismo
Guía turística de Wajima y sus lacados (Península de Noto)

Wajima: lacados y tradición en la Península de Noto

Holafly y Japonismo, eSIM con descuento
Visit Nara

Ya puedes viajar a Japón como antes de la pandemia, consulta aquí la documentación y requisitos. Planifica tu viaje con Japonismo y nos ayudas a mantener el proyecto vivo.

Wajima (輪島) es una de las mayores ciudades de la península de Noto y es conocida sobre todo por el Wajima-nuri o lacado de Wajima, una de las artesanías más famosas de todo Japón.

La ciudad se encuentra al norte de la prefectura de Ishikawa y de la ciudad de Kanazawa y está rodeada de tremendos acantilados que dan al mar de Japón.

Terremoto del 1 de enero de 2024

Wajima se vio muy afectada durante el fuerte terremoto que sucedió el 1 de enero de 2024 y que se sintió en todo Japón. Desafortunadamente, la calle principal, donde se celebraba el mercado matutino, quedó completamente destruida. Y muchos edificios tradicionales de toda la ciuad también quedaron muy afectados. A medida que haya más información, actualizaremos la información de este artículo.

El lacado de la ciudad tiene más de mil años de antigüedad y se dice que un tercio de los habitantes de Wajima se dedican de una manera u otra a esta artesanía. El Wajima-nuri se caracteriza por su durabilidad, que se consigue gracias a las 70 capas de laca que pueden llegar a ponerse en cada artículo lacado.

Hay muchísimos talleres de Wajima-nuri abiertos al público que exhiben sus artículos con orgullo en sus tiendas, además de un par de museos interesantes.

Entrada al paseo marítimo de Wajima
Entrada al paseo marítimo de Wajima

Pero Wajima no sólo vive de la artesanía, ya que la ciudad también es conocida por su auténtico mercado matutino, con más de mil años de antigüedad. Este mercado tiene un aire de antaño, con montones de puestecillos con encanto, donde podemos encontrar pescado, verduras, castañas y otros muchos productos. Wajima os enamorará si estáis buscando descubrir el Japón más rural, de casas tradicionales, talleres de artesanía y pastelerías irresistibles. Un lugar donde aún no se ven casi turistas, además.

Hasta 2001, Wajima estaba conectada con Kanazawa por tren. Sin embargo, la disminución del número de pasajeros hizo que se cerrara el tramo entre Anamizu y Wajima. Actualmente, la única manera de llegar es en autobús o en coche particular. De hecho, el edificio de la antigua estación de tren se ha reconvertido en una oficina de información turística.

JR Pass con Japonismo

Viaja en tren por todo Japón con JR Pass

Con el JR Pass puedes viajar en tren de forma ilimitada por todo Japón 7, 14 o 21 días. Al comprarlo con el siguiente enlace, además, nos ayudas a seguir teniendo la mejor información sobre Japón.

COMPRA JR PASS

Un día de paseo por Wajima

Wajima es una perfecta puerta de entrada para explorar la península de Noto. Sin embargo, si no disponéis de demasiado tiempo, siempre podéis visitarla directamente desde Kanazawa, como hicimos nosotros.

Lo cierto es que nos apetecía mucho recorrer el resto de la península de Noto, pero desgraciadamente no teníamos tiempo y tuvimos que dejarlo para otra ocasión. Y es que nuestra filosofía en estos casos siempre es la misma: preferimos ir aunque sea menos días y ver menos cosas a no ir.

A continuación os damos ideas de qué ver y hacer en Wajima, para disfrutar al máximo de su gente, su cultura y su artesanía. Tenéis todos los puntos marcados en nuestro mapa de la península de Noto. Y como siempre decimos, este mapa (y los más de 160 que tenemos) podéis usarlo sobre el terreno como os explicamos en Mapas para viajar a Japón.

Mapas para viajar a Japón creados por Japonismo

Mapa turístico de Wajima

Todos los puntos de interés en Wajima los tienes marcados en el mapa general de la ciudad, junto a otras recomendaciones de interés.

Recomendamos comenzar el día paseando por el mercado matutino o Asaichi (輪島朝市). Este mercado se celebra todas las mañanas a partir de las 08:00 (y hasta mediodía, aproximadamente) en la calle principal de la ciudad, la calle Honmachi Asaichi.

Aquí, unos 200 vendedores montan sus puestos todos los días; algunos más grandes, otros más pequeños, pero todos ellos con productos locales y de proximidad. Y merece la pena pasear entre los puestos viendo lo que vende cada uno y hasta probando cosas.

Puestos del mercado matutino de Wajima
Puestos del mercado matutino de Wajima

Lo que comenzó como un mercado de intercambio que se organizaba tan sólo durante ciertas ceremonias especiales en los santuarios de la ciudad se ha convertido en una tradición de más de 1000 años de historia. Y así, el mercado matutino de Wajima es un lugar que ha sabido poner en contacto a compradores y vendedores de una manera amable y bonita.

Los distintos puestos del mercado venden todo tipo de productos. Podemos encontrar desde pescado y marisco a frutas y verduras, galletas, flores, dulces tradicionales o hasta artículos de artesanía.

Puestos del mercado matutino
Puestos del mercado matutino

Y entre ellos, por supuesto, no pueden faltar los lacados típicos de la península de Noto. Cuencos para la sopa de miso o palillos hechos a mano son sólo algunos ejemplos de los lacados que podemos comprar en este mercado.

Pero lo mejor es que podemos comprar pescado, marisco y verduras en el mercado y cocinar todo ello gratuitamente en una de las pequeñas parrillas que hay en uno de los edificios más céntricos de la calle. Este edificio tiene varias mesas con parrillas para que los visitantes, tanto locales como turistas, puedan comprar productos en el mercado y comerlos aquí, ¡más local imposible!

Puestos del mercado matutino de Wajima
Puestos del mercado matutino de Wajima

Los puestos que venden pescado seco o galletas sembei suelen animar a los visitantes a probar los productos, por lo que no tengáis vergüenza. Es una forma fantástica de entablar conversación con los vendedores y probar cosas nuevas.

Pero quizás un distintivo del mercado sean sus abuelitas y sus pequeños puestos. Estas mujeres, cada mañana, traen productos cultivados en sus tierras al mercado y montan pequeños puestos en el suelo para vender sus flores, frutas, pimientos, etc.

Abuelas vendiendo sus productos locales
Abuelas vendiendo sus productos locales

Pasear por la calle Honmachi Asaichi, que es donde se celebra el mercado matutino, nos permitirá disfrutar también de la arquitectura tradicional. La calle está llena de antiguas tiendas, talleres y hasta albergues que harán las delicias de todo aquel interesado en el Japón más tradicional.

Es por ello que además de disfrutar del mercado matutino, también podemos disfrutar de todo tipo de tiendas y edificios preciosos… ¡merece la pena pasear con calma por aquí!

Edificios de la calle Honmachi Asaichi
Edificios de la calle Honmachi Asaichi

A mitad de calle también podemos entrar en el Museo de Go Nagai. Este museo está dedicado al famoso mangaka o dibujante de manga y autor de títulos tan conocidos como Mazinger Z, por ejemplo.

Porque aunque muchos lo desconocen, Go Nagai es natural de Wajima. De hecho, en la ciudad están tan orgullosos de que el famoso mangaka sea de allí, que hasta los carteles con información turística de la ciudad tienen dibujos de Mazinger Z, Devilman o Cutie Honey.

Museo de Go Nagai en el centro de Wajima
Museo de Go Nagai en el centro de Wajima

Si os gusta el manga y especialmente las obras de Go Nagai, no os lo podéis perder. Hay exposiciones de su vida y arte, una enorme tienda y hasta un rincón donde podemos aprender a dibujar nuestro propio manga en el ordenador.

Justo al final del mercado se encuentra el pequeño Museo de los dorama de Wajima. Aquí se exponen partes del set de Mare, una asadora o serie de televisión matutina emitida por la NHK en 2015.

La serie, protagonizada por Tsuchiya Tao, transcurre en Wajima. Ésa es la razón por la que la ciudad haya querido honrarla en este pequeño museo.

Más sets de grabación
Más sets de grabación

El museo recuerda la historia de Mare, una estudiante de primaria que huye junto a su familia de las dificultades económicas que sufren en la gran ciudad y se trasladan a Wajima. Años después, la joven decide labrarse un futuro en Wajima, ayudando a otros jóvenes a tener oportunidades en las zonas más rurales de la península de Noto.

Si habéis visto la serie, puede ser gracioso haceros fotos en los decorados. No obstante, la entrada es gratuita, con lo que siempre podemos echar un vistazo rápido, por simple curiosidad.

Allí podemos ver el set de la peluquería Haru o el bar Asaichi Shokudo Maimon, por ejemplo. Y además, hay una pequeña tienda en la que tal vez encontremos algo de interés relacionado con esta serie.

Museo de los dorama de Wajima y puente Iroha
Museo de los dorama de Wajima y puente Iroha

Justo al lado hay un bonito puente metálico de color rojo, el puente Iroha. Tras cruzarlo podemos entrar en la galería Irohazo (いろは蔵), que da una nueva vida a un precioso almacén antiguo.

En Wajima hay muchos almacenes y casas tradicionales que se han restaurado y se usan como puntos de información o como espacios para la comunidad. La galería Irohazo es un buen ejemplo de ello, pues aquí podemos encontrar información sobre la región y pequeñas exposiciones de arte local.

La restauración de este antiguo almacén estuvo a cargo del estudio de Yoshinori Kobayashi. Y en 2005 su trabajo ganó el premio de arquitectura de Ishikawa. Esto es algo que nos encanta porque es una forma perfecta de mantener edificios preciosos y significativos con vida.

Galería Irohazo
Galería Irohazo

A pocos metros, nos encontraremos con el santuario Sumiyoshi, situado al otro lado del río Kawaharata. Durante años, las tradiciones y las técnicas de los grupos ancestrales de tamborileros Goshinju taiko se han mantenido vivas gracias a este santuario. Todos los años, el 5 de enero, se celebra aquí una intensa actuación de taiko o tambores japoneses dedicada a los dioses para el Año Nuevo.

En el complejo del santuario también se celebra un mercadillo vespertino donde se venden gran variedad de mariscos y verduras. El santuario Sumiyoshi también tiene dos festivales al año: el festival de primavera (4 y 5 de abril) y el festival de verano (24 y 25 de agosto). Pero fuera de esto, el santuario es pequeño, un típico santuario de barrio.

Santuario Sumiyoshi
Santuario Sumiyoshi

Desde aquí, podemos pasear por el barrio de Kamimachi, el antiguo barrio de pescadores, que está lleno de edificios tradicionales preciosos. Entre ellos destaca, por ejemplo, la bodega de sake Hakuto Shuzoten (白藤酒造店).

La bodega, fundada a comienzos del siglo XVIII, no comenzó a hacer sake hasta finales del periodo Edo. Hoy en día sigue siendo un negocio familiar que mira al futuro, más vivo que nunca.

Bodega de sake Hakuto Shuzoten
Bodega de sake Hakuto Shuzoten

Finalmente, podemos visitar el taller de lacados Ohsaki Shikkiten, situado en una preciosa casa tradicional. El taller dispone, además, de una tienda donde podemos ver los maravillosos artículos que el artesano del taller realiza a mano durante meses junto a su equipo.

Además, podemos ver algunas obras de gran belleza (¡y precio!) y visitar el taller para conocer un poco más sobre el proceso de producción de los artículos lacados.

Taller de lacados Ohsaki Shikkiten
Taller de lacados Ohsaki Shikkiten

Si cruzamos de nuevo el río, podemos entrar en el Museo de los lacados de Wajima o Wajima-nuri Kaikan (輪島塗会館), que dispone de un museo y una gran tienda y ampliar nuestro conocimiento sobre la técnica del Wajima-nuri.

Mostrándonos piezas de extrema belleza
Mostrándonos piezas de extrema belleza

Si tenemos coche o disponemos de tiempo, también podemos acercarnos hasta el Museo de arte de los lacados de Wajima (石川県輪島漆芸美術館), algo más retirado, que no sólo exhibe lacados locales, sino también de otros países asiáticos. Otra opción es hacer un taller de lacados, como os contamos más adelante.

De todos modos, si nos interesa la artesanía, no podemos dejar de visitar Wajima Kobo Nagaya (輪島工房長屋). Hablamos de un espacio de intercambio cultural dedicado a enseñar y mostrar la cultura local de Wajima y específicamente las virtudes del Wajima-nuri. Aquí es posible hablar con los artesanos locales especializados en lacados o participar en alguno de los múltiples talleres que se organizan.

Wajima Kobo Nagaya
Wajima Kobo Nagaya

Wajima Kobo Nagaya se encuentra en una antigua casa tradicional típica de Noto en la que vivían antaño artesanos del lacado. En su interior hay cinco estudios diferentes que nos permiten aprender más sobre las técnicas de lacado de Wajima. Y por si fuera poco, también hay un buen espacio dedicado a la gastronomía local, algo que siempre suma.

Para descansar de tanto turismo, podemos relajar nuestras piernas en el baño de pies Ashiyu Yurari (足湯 湯楽里). situado frente a Wajima Kobo Nagoya.

Baño de pies Ashiyu Yurari
Baño de pies Ashiyu Yurari

Este amplio baño de pies usa agua del manantial del onsen de Wajima, que también sirve a los alojamientos de la ciudad. El recinto está abierto de 06:00 a 22:00 horas y además, dispone de un pequeño baño sólo para mascotas en el exterior, ¡una maravilla!

Al lado del baño de pies podemos ver el santuario Juzo (重蔵神社), de más de mil años de historia. Al comienzo, aquí se encontraba la deidad protectora de las ama, las mujeres buzo de Wajima. Posteriormente pasó a cobijar también las deidades de los lacados y del mercado matutino de Wajima. Y así, se acabó convirtiendo, finalmente, en el santuario principal de toda la ciudad.

Entrada al santuario Juzo
Entrada al santuario Juzo

Su inmenso legado de más de mil años de historia se celebra dos veces al año durante el festival de primavera (5 y 6 de abril) y el festival de verano (23 y 24 de agosto).

Desde el santuario sale la calle Waichi (わいち通り), que posteriormente se transforma en la calle Honmachi Asaichi, la calle donde se celebra el mercado matutino.

Calle Waichi al atardecer
Calle Waichi al atardecer

Pasear por la calle Waichi es casi como retroceder en el tiempo, pues está repleta de edificios antiguos. Muchos de ellos están dedicados a la industria de los lacados, aunque también hay tiendas de artesanía y pastelerías tradicionales, restaurantes y todo tipo de negocios.

Hace un tiempo la calle se peatonalizó y se hicieron obras para que la gente disfruta más de un paseo por aquí. Fue entonces cuando los negocios de la calle se unieron en asociación y muchos de ellos lucen hoy con orgullo el logo de la calle (un círculo y el kanji de 1 o maruichi).

Calle Waichi al atardecer
Calle Waichi al atardecer

De los muchos negocios que hay a ambos lados de la calle, destacamos el restaurante Yabu Honten (やぶ本店), especializado en fideos soba.

También destacamos la galería Waichi (ぎゃらりーわいち), situada en una preciosa antigua casa de pueblo. En su interior, hay exposiciones de lacados tanto tradicionales como más modernos.

Galería Waichi
Galería Waichi

Otro lugar de interés en esta calle es la pastelería tradicional Nakauraya (中浦屋), abierta aquí en 1910. Sigue produciendo sus dulces y bollos tradicionales siguiendo las técnicas de siempre.

Uno de sus productos estrella es el maruyoko, un dulce algo extraño para nuestros paladares de fragancia ácida y un sabor cítrico amargo. Este dulce se hace a partir de un cítrico típico del otoño que se hierve y se seca de manera natural.

Si nos alojamos en un apartamento o queremos comprar algo de carne empanada y lista para comer, podemos también parar a comprar a la carnicería Komasei (駒勢精肉店), especializada en wagyu de Noto. Aquí no sólo podemos comprar carne fresca de la península de Noto, sino que también tienen carne empanada hirekatsu, ¡deliciosa!

Pastelería tradicional Nakauraya
Pastelería tradicional Nakauraya

Y no podíamos dejar de mencionar el sento o baño vecinal de Wajima llamado Hakusan-yu (白山湯). Se trata de un típico sento de pueblo, donde los vecinos acuden tanto a bañarse como a relajarse y a hablar entre ellos en un acto típico de comunidad. Si queréis conocer más a fondo la cultura del onsen y el baño en Japón, en el artículo enlazado tenéis más detalles.

El sento se encuentra al final de la calle Waichi y justo al comienzo de la calle Honmachi Asaichi, la del mercado matutino que os hemos mencionado.

Otro punto interesante de la visita a Wajima es acercarse hasta el Museo de arte kiriko de Wajima (輪島キリコ会館). Situado en la zona del paseo marítimo, el museo expone desde 2015 un montón de coloridas lámparas iluminadas. Estas lámparas, llamadas kiriko, son típicas de los festivales de verano y comienzos de otoño de la península de Noto. En el museo hay explicaciones de los distintos festivales y distintas carrozas con las coloridas lámparas kiriko expuestas en el salón principal.

Los faroles o lámparas kiriko podían llegar a tener 15 metros de alto, aunque en la actualidad son algo más pequeñas. Solían estar decoradas con dibujos dramáticos y kanjis escritos a mano.

Museo de arte kiriko de Wajima
Museo de arte kiriko de Wajima

Actualmente podemos verlas en directo en el festival de los faroles o lámparas kiriko de Wajima, que se celebra todos los años del 22 al 25 de agosto. Durante el festival, los participantes pasean los grandes faroles por toda la ciudad, haciendo equilibrios y coordinado sus movimientos en un espectáculo tradicional increíble.

Por la noche se celebra una pequeña demostración cultural en el exterior del museo a cargo de los famosos «demonios tamborileros» de Noto, los Gojinjo Taiko. Cuenta la leyenda que en 1576, un grupo de habitantes de la villa de Nafune, en plena península de Noto, mostraron gran valentía al defender su pueblo y el resto de la región de la invasión del señor de la guerra, Kenshin Uesugi.

Según parece, los habitantes de la villa, con máscaras hechas con corteza de árbol y algas en la cabeza, se colaron en los rangos del general Uesugi aprovechando la oscuridad de la noche. Y al son de los tambores taiko y la única iluminación del fuego, aterrorizaron a las tropas y se libraron de la invasión.

Malecón de Wajima
Malecón de Wajima

Desde entonces, la ciudad rinde homenaje a esos valientes de aspecto desaliñado y terrorífico, que casi parecían demonios, en una recreación de su hazaña todas las noches en el exterior del museo. Por desgracia, nosotros llegamos tarde y nos lo perdimos. Pudimos oír los tambores según nos íbamos acercando pero, al llegar, el homenaje ya había terminado.

Otra manera de terminar bien el día es ver la puesta de sol desde el malecón y el Parque marítimo de Wajima (輪島市マリンタウン). Aquí suele haber locales pescando o gente paseando a sus mascotas, en un ambiente tranquilo y agradable.

Viento y olas
Viento y olas

Y os recomendamos un sitio fantástico para cenar: el restaurante AIUTO (アユート ワジマ ). Se trata de un restaurante de influencias italianas en el se usan productos locales con una excelencia difícil de superar. Se puede comer a la carta, pero también dispone de dos menús con entrantes y distintos platos de pasta, pescados y carne que realmente son una gozada.

De hecho, el restaurante antes estaba en Hiroshima y ya era muy popular. Sin embargo, el propietario quedó enamorado de los productos de la zona de Wajima, pegada al mar del Japón, y decidió trasladarse.

Pasta italiana con ingredientes locales
Pasta italiana con ingredientes locales

Por eso todos los platos de Aiuto, aunque sean de inspiración italiana en su ejecución y en el uso de pasta, aceites de oliva, etc., usa productos japoneses estacionales y de proximidad. De hecho, aunque Wajima esté lejos de las rutas turísticas tradicionales y sea una ciudad pequeña, el restaurante está siempre lleno.

Así que mejor pedid a vuestro hotel que os gestione la reserva. No os arrepentiréis. Además el restaurante lo gestionan enteramente el propietario y su socio y entre los dos cocinan, sirven e interactúan con los clientes. Resulta un lugar muy acogedor donde se come muy bien.

Finalmente, si disponemos de coche y tiempo, podemos explorar los alrededores de Wajima. Allí veremos acantilados preciosos o terrazas de campos de arroz como la de Shiroyone Senmaida (白米千枚田). Situada al norte de la ciudad en un ambiente rural, su nombre significa los «mil campos de arroz». Aunque en realidad son 1004 campos de arroz los que conforman esta preciosa terraza declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su importante tradición agrícola.

La terraza de campos de arroz crea patrones geométricos y está preciosa en cualquier época del año, aunque en verano con el intenso verde y a comienzos de otoño con sus tonos amarillentos es espectacular.

La terraza suele iluminarse tras la puesta de sol desde mediados de octubre hasta mediados de marzo con más de 200 000 LEDs, creando un ambiente increíble. Se puede llegar con relativa facilidad en autobús local desde la estación de Wajima (en dirección a Ushitsu) o en uno de los autobuses especiales para la ocasión. Tenéis más detalles en el mapa.

Otra opción, si tenemos tiempo, es tomar un ferry de la empresa Hegurajima Ferry hasta la pequeña isla de Hegurajima. En esta isla todavía hoy en día podemos ver a auténticas ama o mujeres buzo que pescan abalón u oreja de mar en verano siguiendo los métodos tradicionales.

Taller de chinkin en Wajima

El chinkin es un arte muy típico de Wajima y es una de las múltiples técnicas decorativas del lacado. Consiste en tallar un diseño en la superficie de un artículo lacado con un cincel y decorarlo con pan y polvo de oro. Actualmente es una de las técnicas decorativas de lacado más famosas y populares en Japón y es especialmente valorada en los lacados de Wajima.

Taller Urushi Yume Kobo Kiyosato
Taller Urushi Yume Kobo Kiyosato

En nuestro caso, realizamos un taller de chinkin que recomendamos encarecidamente, porque el resultado nos pareció precioso. Este taller se realizaba conjuntamente entre el taller Ohsaki Shikkiten del que ya os hemos hablado, donde adquirimos el plato lacado y el taller Urushi Yume Kobo Kiyosato (漆 夢工房 清里), donde esculpimos el plato lacado. Es por ello que después de visitar el taller de Ohsaki Shikkiten nos fuimos hasta el taller Kiyosato donde realizamos el taller propiamente dicho.

El taller Kiyosato dispone de una pequeña tienda-taller en la casa familiar y es muy activo en la comunidad de artesanos de Wajima-nuri. En exposición tenían un montón de artículos decorados con chinkin, tanto en la tienda como en la pequeña sala donde se realizaba el taller (máximo 4 personas), ¡una auténtica belleza!

Taller Urushi Yume Kobo Kiyosato
Taller Urushi Yume Kobo Kiyosato

Los primeros pasos del taller los realizábamos nosotros, mientras que los últimos pasos los realizaba el artesano. Para comenzar, teníamos que calcar el dibujo escogido en nuestro plato lacado del taller de Ohsaki Shikkiten.

A continuación, comenzaba la parte difícil: tallar el producto lacado. Con un cincel, teníamos que ir tallando la laca siguiendo las líneas del dibujo que habíamos calcado. Parecía fácil a priori, aunque por lo delgado del cincel, cansaba más de lo que podía parecer.

Practicando con el cincel
Practicando con el cincel

Primero practicamos con un trocito de madera lacada, para ir acostumbrándonos al uso del cincel. Y una vez aprendidos los movimientos básicos, tocaba ponerse a tallar en serio. A Laura le costó un poco entenderse con el cincel y el señor artesano trabajó con ella para que el resultado fuera perfecto.

Una vez tallado todo el dibujo, el artesano daba su toque particular (¡con qué facilidad añadía alguna sombra!). Posteriormente, preparaba la laca para luego poner polvo de oro en las tallas y terminar nuestro chinkin.

¡Y alucinamos con el resultado final! ¡Precioso!

Resultado de nuestro taller de chinkin
Resultado de nuestro taller de chinkin

El taller es en japonés, pero se da información escrita en inglés. Además, el artesano pone absolutamente todo de su parte para que la experiencia sea completa, a pesar de la barrera del idioma. Podéis reservar vuestro taller de chinkin desde la página web de Kiyo Sato.

Dado que está todo en japonés, se recomienda pedir a la oficina de información turística que haga las gestiones por vosotros. Pero os lo recomendamos encarecidamente, ¡nos encantó!

Dónde alojarse en Wajima

En Wajima encontramos bastantes alojamientos tradicionales, tanto ryokan como minshuku. Y muchos de ellos cuentan con baños termales u onsen y hasta suelos lacados siguiendo las técnicas de Wajima-nuri.

Sin embargo, nosotros nos alojamos en el Hotel Route-inn Wajima, típico business hotel de la cadena Route-inn. Este hotel ofrece una oferta decente con desayuno buffet y onsen, tanto interior como exterior.

Hotel Route Inn Wajima
Hotel Route Inn Wajima
Maiko con mapa Japonismo

Planifica tu viaje a Japón

Te proporcionamos todas las herramientas y recursos necesarios para que tu viaje a Japón sea inolvidable y sin preocupaciones

Cómo llegar a Wajima

Wajima no dispone de línea de tren, por lo que la mejor manera de llegar será en coche de alquiler, en autobús o en avión, según nuestro punto de origen. A continuación, os explicamos cómo llegar desde Kanazawa, Tokio, Kioto u Osaka. Pero como siempre recomendamos, podéis consultar Google Maps e Hyperdia para ver opciones desde otras ubicaciones.

Desde Kanazawa

En transporte público, la mejor manera de llegar a Wajima desde Kanazawa es tomar un autocar highway bus de la empresa Hokutetsu. El autobús hasta Wajima tarda aproximadamente 2 horas.

Alternativamente, si disponemos de tiempo y de un JR Pass válido, podemos tomar un tren limited express de la línea Nanao desde Kanazawa hasta la estación de Nanao. Esto nos llevará entre 50 minutos y 1 hora y 20 minutos, según el tipo de tren, todos incluidos en el JR Pass. Desde la estación de Nanao hay que cambiar a la línea privada Noto Railway hasta la estación de Anamizu (40 minutos, no incluido en el JR Pass). Finalmente, desde la estación de Anamizu tendremos que tomar un autobús de la empresa Hokutetsu hasta Wajima (30 minutos).

Desafortunadamente, el tramo ferroviario entre Anamizu y Wajima cerró en 2001, como ya os contábamos. Por eso, actualmente la única manera de hacer el trayecto entre Anamizu y Wajima es en autobús.

Desde Tokio

Desde Tokio, la mejor manera de llegar a Wajima es tomar uno de los dos vuelos diarios de ANA desde el aeropuerto de Haneda (Tokio) hasta el aeropuerto de Noto-Satoyama. De hecho, estos son los únicos vuelos que llegan a este aeropuerto. Desde allí tomaremos un bus o un taxi hasta Wajima. Algunos autobuses de la línea Kanazawa de la empresa Hokutetsu pasan por el aeropuerto.

Alternativamente, podemos ir de Tokio a Kanazawa en un shinkansen de la línea Hokuriku Shinkansen (entre 2 y 3 horas, según el servicio que escojamos, todos incluidos en el JR Pass). Una vez en Kanazawa, desde su estación de autobuses, hay que tomar un autocar highway bus de la empresa Hokutetsu hasta Wajima (aproximadamente 2 horas).

Desde Kioto/Osaka

Desde Kioto u Osaka, lo mejor es tomar un tren de la línea JR Hokuriku convencional hasta Kanazawa. El tren tarda entre 2 horas y 15 minutos y 2 horas y 45 minutos, y está incluido en el JR Pass. Desde la estación de autobuses de Kanazawa, pegada a la estación de tren, tomaremos un autocar highway bus de la empresa Hokutetsu hasta Wajima (aproximadamente 2 horas).

El centro de Wajima es fácilmente accesible a pie y podemos ir de un lado a otro paseando sin demasiada dificultad. En caso de necesidad, existen dos líneas circulares de autobús, específicas para turistas, cuyo billete cuesta 100 yenes.

¡Disfrutad de Wajima y del resto de la península de Noto!

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.