Hace un mes fue San Valentín, y ya os conté lo extravagante y friki que puede llegar a ser San Valentín en Japón, con chocolates a mansalva de todos los tipos habidos y por haber, pero con la particularidad de que sólo regalan las chicas.

¿Significa esto que las pobres damiselas japonesas se quedan sin regalo por los azares de la tradición? No, ni muchísimo menos, y es que para evitar eso está el White Day (ホワイトデー) o Día Blanco, que tiene lugar el 14 de marzo, justamente un mes después, y donde son los chicos los encargados de devolver los regalos.

Pastel para el White Day

Este día se empezó a celebrar en 1978, y detrás de él estaban los fabricantes de dulces que, bajo la excusa de que los hombres tenían que devolver los regalos, buscaban seguir vendiendo más. Y no les salió mal, porque la  tradición cuajó. Y encima, los hombres regalan no sólo a sus parejas, sino a todas las mujeres de las que recibieron chocolate en San Valentín, ¡aunque fuera giri-choko!

whiteday2014

Promoción de Mitsukoshi para el White Day de 2014

Pero si hace un mes os contaba que ser hombre era genial porque sólo había que sentarse a recibir chocolates, hoy es al revés. Ser mujer es genial porque en Japón existe la costumbre del okaeshi (お返し), que implica que cuando nos hacen un regalo, tenemos que dar de vuelta otro de mayor valor que el original. En concreto, el White Day lo que se estila tradicionalmente es el sanbai kaeshi (三倍返し), que supone regalar algo que tenga un valor triple del regalo original. De todas formas, este día no es tan popular como San Valentín en Japón.

Inicialmente se regalaba chocolate blanco, de ahí el nombre, pero luego se empezó a regalar también chocolate negro, pasteles, e incluso cosas que no son dulces, como ropa interior, joyería, etc. En casi todas partes leeremos que las mujeres esperan que los hombres les regalen joyas, diamantes y este tipo de cosas, pero seamos sinceros, nadie en su sano juicio espera que por haber regalado un chocolatito a un compañero del trabajo, luego él te vaya a regalar un anillo de Tiffany’s.

White Day Fujiya

Promoción de la cadena Fujiya para el White Day.

Lo cierto es que los regalos más caros y más personales, como ropa interior, sólo se hacen a tu pareja, y no siempre, porque ¿quién se va a gastar cada año el dineral que cuesta una joya? Así que lo normal es que los hombres también regalen chocolates u otros dulces. Según cuentan en el MIT, existe la superstición entre los jóvenes de que si alguien te regala galletas, significa que te están diciendo “te quiero” mientras que unos dulces significan “me gustas” y el chocolate blanco significa “podemos ser amigos”. Así que veréis a muchos jóvenes regalar una u otra cosa según sus sentimientos.

Y vosotros, ¿vais a hacer algún regalo por el White Day? Y en caso afirmativo, ¿de qué tipo? ¡Contadnos en los comentarios!

Imágenes de  Tokyo Nilon Girls, Mitsukoshi y Fujiya.