Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La receta de los yakisoba es un plato muy simple, rápido y fácil de preparar, pero no por ello menos delicioso. La clave de su sabor la tiene la salsa yakisoba y la combinación elegida de ingredientes, que se mezclan otorgando a estos fideos un sabor especial.

Dada su rapidez y facilidad de preparación, podría llegar a considerarse la versión japonesa de la “comida rápida”, ya que además se venden en todo tipo de puestos cerca de las estaciones de tren, universidades y sobre todo en los matsuri o fiestas populares, que tanto abundan en Japón.

Para preparar yakisoba necesitaremos fideos que, pese a su nombre, no son de trigo sarraceno, como los soba normales, sino más parecidos al ramen, hechos a base de harina de trigo. Luego necesitaremos salsa yakisoba e imaginación para añadir aquellos ingredientes que más nos gusten… o los que encontremos en la nevera: cerdo, ternera, bacon, col, cebolla, zanahoria, bambú, champiñones, setas shiitakenori, semillas de sésamo, maíz, tortilla, etc. Muchos son ingredientes básicos de los que os hemos contado que no pueden faltar en una despensa japonesa.

Este plato es perfecto para vegetarianos, ya que la libertad de elección de ingredientes nos ofrece la posibilidad de adaptarlo a necesidades especiales, sin variar mucho su sabor.

Yakisoba

  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 15 minutos
  • Comensales: 1 persona

Ingredientes para la receta de yakisoba

  • 1 paquete de fideos soba secos
  • Salsa yakisoba
  • 100gr de beicon/ternera/cerdo
  • 75gr de gambas pequeñas
  • Zanahoria
  • Repollo
  • 1/2 vaso de agua.
  • Aceite para freír.
  • Aonori y beni-shoga (jengibre
    rojo encurtido) para decorar.

Preparación de la receta de yakisoba

  1. Para empezar, preparar todos los ingredientes de sabor que se añadirán a los yakisoba: cortar el repollo, la zanahoria, el beicon y los demás ingredientes elegidos en trozos y tiras bien pequeños y delgados. Este es un paso muy importante, ya que cuanto más pequeñas y delgadas sean las tiras de comida, más fácil resultará que los ingredientes se mezclen con los fideos y la salsa al final. Además, tenemos que tener en cuenta que todo va a comerse con palillos, por lo que es muy importante que todos los ingredientes puedan comerse de un sólo bocado.
  2. Para evitar que estos ingredientes elegidos estén demasiado crudos, saltearlos con un poco de aceite en un wok o en una sartén grande a fuego medio-bajo. Como consejo, debemos empezar por los ingredientes que necesitan más cocción y añadir finalmente los que sólo necesitan saltearse un poco. De esta manera, conseguiremos que todos los ingredientes estén al punto, evitando que unos se cuezan demasiado y otros queden crudos.
  3. Una vez salteados, reservar los ingredientes elegidos en caliente (tapándolos, por ejemplo, en una fuente).
  4. A continuación, y después de haber limpiado el wok de posibles restos, añadir medio vaso de agua al mismo y dejar que entre en ebullición. Cuando el agua hierva, añadir los fideos yakisoba enteros, sin romper el paquete.
  5. Esperar unos segundos y girar el bloque de fideos todavía secos. Tapar y dejar cocer a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando para ir separando los fideos, con cuidado de no romperlos demasiado.
  6. Cuando el agua reduzca, echar la salsa yakisoba al gusto. Sin embargo, una buena medida de salsa es la que hace que todos los fideos queden teñidos del color de la salsa.
  7. Bajar el fuego y remover bien, para que la salsa impregne todos los fideos.
  8. A continuación, añadir los ingredientes anteriormente preparados y salteados a los fideos. Remover bien para que la salsa se mezcle con los fideos y los ingredientes, mezclando a su vez los fideos con los ingredientes.
  9. Retirar del fuego y colocar en una fuente para servir.
  10. De manera opcional, para decorar, se puede echar una pizca de aonori y beni-shoga por encima. Servir caliente.

Información práctica

  • Muchos paquetes individuales de yakisoba secos que encontramos en los supermercados orientales ya llevan pequeños sobrecitos de salsa y aonori para condimentar, lo que nos evita la compra de dichos ingredientes, salvo en el caso de que consideremos escasas estas cantidades.
  • Otra posible opción es espolvorear katsuobushi (tiras de bonito seco) por encima.
  • Si no tenemos salsa yakisoba, podemos sustituirla por salsa worcestershire, salsa tonkatsu o salsa okonomiyaki, todas ellas de sabores muy parecidos.

Receta publicada originalmente el 1 de noviembre de 2006